PREGUNTAS FRECUENTES

En esta sección podrá encontrar respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con la osteopatía y la fisioterapia.

¿Osteopatía o Medicina convencional?

La osteopatía no pretende ser una terapia excluyente, sino complementar a la medicina convencional tratando de solucionar manualmente los desarreglos funcionales. Suelen obtenerse resultados muy buenos en tratamientos conjuntos con especialistas médicos como ginecólogos, pediatras, traumatólogos, odontólogos, maxilofaciales,…

transparente

¿Cómo es una sesión de tratamiento y a quién va destinada?

Siempre son sesiones individuales de aproximadamente cuarenta y cinco minutos en las cuales se pueden diferenciar tres partes:

  • Consulta o anamnesis: Éste es el momento de que cuentes a tu terapeuta todo lo que te ocurre y contestes a las múltiples preguntas que te hará, no sólo de tus actuales dolencias, sino de otros muchos aspectos que pueden guardar relación con éstas.
  • Evaluación y diagnóstico osteopático: Tras la anamnesis el terapeuta hará un examen global de tu cuerpo y por medio de distintos test palpatorios buscará las posibles zonas en disfunción que provoquen tus actuales dolencias.
  • Tratamiento: Una vez descubiertas las disfunciones el terapeuta normalizará  estas zonas por medio de precisas técnicas manuales de osteopatía (manipulaciones de alta velocidad, energías musculares, técnicas de tejidos blandos,…) para normalizar la función y eliminar los síntomas. Las técnicas de fisioterapia harán que el tratamiento sea aún más completo.

El tratamiento osteopático no sólo se limita a las manipulaciones, sino que engloba técnicas tanto articulares, como de tejidos blandos, así como técnicas viscerales y craneales en función de la patología, haciendo del tratamiento una terapia completa y eficaz.

Por ello, tanto la osteopatía como la fisioterapia van dirigidas a cualquier tipo de persona, incluso niños o bebes, adaptando las técnicas de tratamiento al paciente, según su edad, complexión, estado físico,…

Formación necesaria para ser osteópata

La Osteopatía en nuestro país se cursa como estudios de segundo ciclo a partir de una carrera universitaria sanitaria como Medicina o Fisioterapia.

La formación en Osteopatía tiene una carga lectiva mínima de 1200 horas, según directrices europeas, a realizar en 4, 5 ó 6 años (dependiendo de la escuela y de las horas realizadas anualmente). Actualmente Inglaterra tiene licenciatura universitaria en osteopatía, y en países como Francia, Italia, Alemania, Bélgica, … los estudios son postgrados universitarios o se cursan en escuelas privadas agrupadas en la Federación o Asociación Europea de Osteópatas.

Hay que tener cuidado con las pseudoformaciones osteopáticas incumplidoras del mínimo de horas. Antes de poner nuestra salud en las manos de alguien hay que cerciorarse de que éste posea una titulación universitaria sanitaria y posteriormente haya cursado una formación mínima de 1200 horas en alguna de las escuelas reconocidas por el Registro de Osteópatas de España (ROE). En España esta formación es posible en la Escuela de Osteopatía de Madrid (EOM), la Escuela de Osteopatía de Barcelona (EOB), la Escuela de Roland Lorilleux (CUO) y la Escuela Universitaria Gimbernat.

transparente
¿Qué es la Osteopatía?

La Osteopatía es una terapia manual global, basada en el equilibrio entre la estructura y la función del organismo, por medio de la cual se diagnostica y trata el verdadero origen de las lesiones o dolencias.

  • Manual: El único instrumento del osteópata son sus manos, a través de las cuales trata de armonizar a la persona, haciéndola recuperar su equilibrio (homeostasis), teniendo en cuenta que cualquier alteración de la estructura repercute en la función, provocando los síntomas (dolor, limitación de la movilidad, cansancio, …)
  • Global: Mediante una visión global del organismo el osteópata no se centra únicamente en la zona de dolor, sino que trata de investigar el por qué de esta dolencia para corregir la verdadera causa primaria, y en consecuencia sus lesiones derivadas. De este modo el tratamiento osteopático engloba tanto el sistema músculo-esquelético (estructural), como el visceral y craneal.

En muchas ocasiones, los dolores que sentimos no son más que adaptaciones de nuestro cuerpo a verdaderas disfunciones localizadas en otros territorios del organismo. La disfunción osteopática es la falta de movimiento entre dos estructuras. Por medio de diversas técnicas el osteópata tratará de devolver ese movimiento y con él la armonía y equilibrio al cuerpo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies